28 días después

Como una adolescente ando, vamos que en mi vida habría pensado estar deseando que me bajara la regla. Ahí andaba yo contando los días, entre dos y 6 semanas me habían dicho que tardaría. Pero ya sabía yo que 28 días después no era sólo una peli. Pues eso, que puntual como ella sola, llegó mi primera regla tras el legrado.

Y lo de andar como una adolescente lo digo porque esta “primera” regla ha sido como las de antaño, a los 12 años he vuelto!! Abundante y eterna. Yo que toda la vida he tenido unas reglas muy abundantes y de una semana de duración, así andaba yo siempre por los glóbulos rojos por los suelos, llevaba un par de años con unas reglas más livianas y cortas. Pues esta, ha decidido hacerse notar y desde el principio. Dolorosa ha sido como todas, se anunció unos días antes y alcanzó su punto álgido en el segundo día. Pero larga has sido la jodía más que un día sin pan. 6 días y sigo manchando, intermitente eso sí, pero manchando. Que se largue ya!!

Pero la verdad es que ha sido de las menos sufridas. Ha sido recibida con alivio y un poco de alegría, por lo que significa, no por sí misma. Significa que todo vuelve a la normalidad, que todo está bien (la ginecóloga me dijo, si te viene la regla es que todo va bien, si no, vienes a que te veamos).

A pesar de que tenía más o menos claro que había ovulado dos semanas después del legrado (por el flujo) y que, por tanto, menstruaría 2 semanas después, necesitaba ver ese sangrado para cerrar ciclo. Después de recibir los resultados de la amnio e ir a la ginecóloga y que me dijera que todo estaba bien y  sólo había que esperar a que me viniera la regla para comprobar que mi cuerpo volvía a la normalidad, estaba deseando cerrar ese apartado, iniciar un ciclo nuevo, y no me refiero sólo al de 28 días.

Es una nueva etapa, un nuevo inicio y una nueva esperanza.

 

Anuncios

Acerca de porelcaminodificil

A veces las cosas no salen como deseas y debes tomar el camino más difícil. Lo importante es caminar y no detenerte en los baches. Llegarás, aunque los demás lo hagan antes y con menos dificultades, pero llegarás. Y cuando lo hagas, mirarás atrás, respirarás y sonreirás...
Esta entrada fue publicada en aborto, buscando. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s